Menu
INEFI clausura Campamento Divertido Institucional 2018

INEFI clausura Campamento Divertido Institucional 2018

 Niños y niñas de los sectores de la Circunscripción 2 del Distrito Nacional.

Niños y niñas de los sectores de la Circunscripción 2 del Distrito Nacional.

Santo Domingo.– El Instituto Nacional de Educación Física (Inefi) clausuró la sexta versión del Campamento Divertido Institucional 2018, durante una actividad celebrada en el Acuario Nacional.

En el campamento participaron, por espacio de una semana, los hijos de los empleados del Inefi, la familia educativa perteneciente al Ministerio de Educación (Minerd), del Comité Olímpico Dominicano (COD), del Instituto de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu) así como niños y niñas de los sectores de la Circunscripción 2 del Distrito Nacional, quienes disfrutaron de diversas actividades recreativas, artísticas y culturales.

El campamento arrancó con un acto inaugural en el Club Deportivo y Cultural Los Cachorros, del sector de Cristo Rey, encabezado por el director ejecutivo del Inefi, ingeniero Jorge Minaya, quien estuvo acompañado de las demás autoridades de la institución.

Luego, los infantes, con edades entre los 5 y 12 años, se trasladaron al Centro Olímpico Juan Pablo Duarte. Allí se involucraron en diferentes actividades, que incluyeron clínicas por parte de los técnicos especializados del Inefi con la finalidad de desarrollar sus habilidades en el deporte como béisbol, fútbol, karate, ajedrez, baloncesto, voleibol, entre otros.

También se les enseñó manualidades, bailes, así como charlas de distintos temas de importancia de acuerdo a sus edades y que estuvo a cargo de un grupo de técnico especializado en esa área.

Niños y profesores participantes en el campamento valoraron en su justa dimensión la celebración de esta fiesta infantil.

“Les enseñamos nuevas rutinas de hacer ejercicios, y a través de ella valoramos su integridad física a las diferentes disciplinas y su inclusión con los demás miembros”, expresó la profesora María Engracia Rodríguez, técnico del Inefi.

La jornada de cada día abarcó un horario de ocho de la mañana a cuatro de la tarde, donde los participantes disfrutaron de deportes, alimentación (desayuno, almuerzo y meriendas en base a una dieta balanceada) y otras actividades.

“La pasamos muy bien con nuevos amigos. No estoy arrepentido de participar del campamento. Sí regresa, vuelvo a participar”, dijo Gregory Cisneros, un niño de 10 años que estudia en el colegio San Pablo Apóstol, de Cristo Rey.